Sólo es cuestión de persperctiva